Javier Saviola

El 18 de octubre de 1998, con tan solo 16 años, Saviola debutó en la Primera de River y marcó su primer gol.

Debutó siendo un chiquilín, uno de los jugadores más jóvenes de la historia del club en llegar a primera, pintaba para marcar una época. Vaya si lo consiguió, brilló en River, jugó en los dos equipos más importantes del mundo, Barcelona y Real Madrid, tuvo una notable participación en la selección nacional, sobre todo en las juveniles, entre tantos logros obtenidos a lo largo de su carrera. En esa primera etapa en el club jugó 120 partidos y marcó 58 goles. Obtuvo dos títulos, Apertura ´99 (siendo el goleador con 15 tantos) y el Clausura ´00.

Se marchó para tener una fructífera carrera en Europa ¿hasta qué momento? Y ahí los reproches. Ningún hincha le reclamaría a un jugador su regreso estando en el Barcelona o en el Real Madrid, o brillando en el Benfica. Pero ¿Qué tan significativo resultaba su paso por el Olympiacos, por el Hellas Verona? ¿No era mejor volver a River antes que pasar por esos clubes? Y caemos en la trillada frase “¿por qué no volvió antes?”. La respuesta puede ser simple… no lo sintió. Y sí sintió que el momento era a mitad del 2015 y es aceptable, pero su presunción falló notablemente. Es que su regreso fue en vano, casi nulo. Jugó 16 partidos, 11 como titular, sólo tres completando los 90´ y no marcó goles. Nunca pudo hacer una diferencia, esa que nos tenía acostumbrados. Pero Saviola es palabra mayor y por eso jamás se escuchó un murmullo en la cancha pese a su bajo nivel. Su penosa ida no opaca lo que fue: un grande de verdad. Podría haberlo sido mucho más, podría haber entrado en el salón de los grandes ídolos, pero prefirió otros caminos, respetables. “A veces los sueños no se concretan como uno quiere” dijo en su carta de despedida. Lo intentó y no lo consiguió. Seguramente si lo hubiese intentando antes hubiese tenido más chances de conseguirlo.

Aquí el comunicado de despedida escrito por Javier Saviola: “Escribo el presente comunicado para dar a conocer que luego de analizar mi situación actual con el cuerpo técnico, tomé la difícil decisión de no continuar jugando en el Club Atlético River Plate. Hubiese querido tener un final distinto en mi regreso a River, pero a veces los sueños no se concretan como uno quiere. Pese a ello, me llevó la enorme alegría de haber regresado al club que me vio nacer, conocer excelentes compañeros y disfrutar la obtención de títulos importantísimos, siempre acompañado de la mejor hinchada. Gracias a mis compañeros por su apoyo y a la directiva por darme la posibilidad de regresar. Les deseo los mayores éxitos. River siempre estará en mi corazón. Un cariño grande para todos. Javier Saviola”.

Trayectoria


JAVIER SAVIOLA:
En su primera etapa jugó 120 partidos, de los cuales en 114 lo hizo como titular, las otras seis ingresando como reemplazo. En cinco oportunidades fue al banco y no ingresó. Marcó 58 goles. En su segundo ciclo jugó 11 partidos como titular, sólo en tres completó los 90´. Ingresó en cinco oportunidades y 11 veces fue al banco y no tuvo minutos. No marcó ningún tanto. Ganó cuatro títulos: Apertura ´99, Clausura ´00, Libertadores y Suruga Bank 2015. Tuvo tres entrenadores: Ramón Díaz (jugó 44 partidos como titular, en cinco ingresó. Marcó 24 goles), Tolo Gallego (jugó 71 partidos, 70 desde el arranque. Marcó 34 tantos) y Marcelo Gallardo.

La historia de Javier Saviola