Nota con Lucas Ocampos

“Quiero volver a jugar en el Monumental”

Si algo ha caracterizado a River a lo largo de su historia, es tener la cantera más fructífera e importante de Argentina y, por qué no, de Sudamérica. Podríamos ocupar varias carillas detallando nombres de excelsos jugadores surgidos de las inferiores que explicitan lo dicho. Juveniles que desandaron su camino formativo en el club y que llegaron a ser reconocidos y triunfar en la élite mundial. En los equipos más importantes del planeta, siempre hay un canterano millonario. Ni hablar del sideral aporte al seleccionado nacional, siendo la institución por excelencia para abastecer a la celeste y blanca. En los últimos años afloraron valiosos baluartes como Erik Lamela, Roberto Pereyra y Matías Kranevitter. Si nombramos a grandes joyas de los últimos tiempos es imposible no hablar de Lucas Ocampos.

Por Damian Giovino
damiangiovino@mibelgrano.com.ar

Si bien jugó sólo un año en la primera, el hincha lo recuerda con mucho cariño. No fue un año cualquiera, fue quizá el de más presión de la historia. Aquel River se encontraba en la segunda división y con la voraz obligación de ascender. Tanto cuerpo técnico como jugadores estaban en la hoguera permanente. El poco tiempo y el desfavorable contexto no impidieron que Ocampos demostrara las excelsas condiciones que posee. Desde sus primeros partidos deslumbró a la gente con su elegante juego y su derecha prodigiosa. Es por eso que el hincha desea su vuelta, aunque lejana aún. Lo del Quilmeño en River fue todo raudo y prematuro, debutó con 17 años y a los 18 emigró al Mónaco. A pesar de la lejanía, desde Marsella, Lucas no se olvida del club de sus amores: “Espero en algún momento poder volver a vivir lo que es jugar en el Monumental”.

Comencemos hablando sobre tu presente ¿cómo te estás sintiendo en el mítico club francés, el Olympique de Marsella (OM)?

El OM es un club muy grande e histórico. Es la institución más importante del fútbol francés y por eso me genera un verdadero honor poder representar a este equipo. Siento una alegría inmensa por tener la posibilidad de estar jugando acá. Trato de mejorar día a día como jugador y para eso trabajo mucho.

¿Cómo fue la experiencia de haber sido dirigido por Marcelo Bielsa?

Fue una experiencia inolvidable para mi carrera. Me enseñó mucho en muy poco tiempo. Lo tuve sólo seis meses aproximadamente, pero ese tiempo bastó para que aprendiese gran cantidad de cosas. Es un entrenador que sabe muchísimo de fútbol y se nota.

Hace 3 años estás en Francia ¿Cómo es el fútbol y la vida allí?

Es un fútbol complicado, una liga diferente a la argentina. Cuesta adaptarse al país en general. A las costumbres, estilo de vida y al idioma, no es fácil. Pero se crece mucho en Europa y que Francia haya sido la primera experiencia estuvo muy bien. Es un buen país para asentarse en este continente. Me tocó estar en dos equipos importantes como el Mónaco y ahora el OM. Son tres años productivos en los que crecí desde todo aspecto.

En River debutaste y te fuiste siendo muy joven. ¿Qué análisis hacés de tu etapa en el club?

Fue todo muy rápido pero hermoso. Recién ahora estoy cayendo de todas las cosas que viví ese año como profesional en River. Fue un año muy difícil donde tuvimos que pelearla hasta el final para poder ascender, por suerte lo logramos. Fue la mejor etapa de mi corta carrera. Haber podido jugar en el Monumental, con esa hinchada increíble, fue cumplir el sueño que siempre tuve, el de llegar a la primera de River. Me tocó compartir plantel con excelentes jugadores y personas. Hoy en día me pongo a mirar partidos y acordarme de viejos momentos que viví en el club.

¿Te gustaría volver en el futuro?

Por supuesto. Espero en algún momento poder volver a vivir lo que es jugar en el Monumental lleno con la hinchada alentando los 90 minutos.

Sos uno de los nombres que suenan para la selección. ¿Cómo lo vivís?

Lo vivo tranquilo, recién tengo 21 años. Sé objetivamente que es difícil poder estar ahí pero trabajo muy duro para en algún momento tener la chance. La verdad que no me desespera ni me quita el sueño pero obviamente me encantaría ser convocado como a cualquier jugador.

¿Qué te gustaría decirle al hincha?

A los hinchas solamente agradecerles porque en ese año tan difícil en el que me tocó jugar, siempre estuvieron con nosotros apoyándonos y llenando todas las canchas a las que íbamos. Nunca nos dejaron solos. Fue increíble haber podido jugar en el Monumental.