Martín Ciccioli, periodista fanático de River

“Nuestro mandato es de sangre noble”

Es un reconocido periodista todo terreno. Se desenvuelve hace muchos años en radio y televisión habiendo participado en los más variados formatos de programas, demostrando ser un cosmopolita y polifuncional de la profesión. Hasta se dio el gusto de escribir su propio libro. Pero el rasgo más interesante es su fanatismo por River. Nunca ocultó su pasión por el club sino que la explicita cada vez más. Se trata de Martín Ciccioli un hombre que lleva con mucha honradez la banda en el pecho. “Soy insoportablemente de River, un hincha recalcitrante”.

Por Damian Giovino
damiangiovino@mibelgrano.com.ar

No necesita mucho palmarés ni preludios para reconocerlo. Con el peso propio de su nombre se decanta su relevancia: es Martín Ciccioli. El prestigioso periodista es un confeso hincha de River, de esos fanáticos. Si bien hay millones más como él, por supuesto que no pasa desapercibido. Debido a su profesión se convierte en un símbolo del “Millo”. A través de los importantes medios en los que trabajó y trabaja se ha encargado de representar con honorabilidad al hincha cotidiano. Es por eso que para él: “somos y seremos la Casa Blanca del Fútbol argentino”.

¿Quién te hizo hincha de River o cómo nació tu fanatismo?

Soy clase ´72. En el ‘78 se jugó el Mundial y a los seis años el fútbol ya empieza a picar fuerte en los varones. No soy hijo de padre futbolero, pero sí nieto por el lado de mi mamá. Y aquella selección tenía muchos superhéroes que eran de River. El “Pato” Fillol fue mi primer gran ídolo. Daniel Passarella también. Como jugador, fue un crack insuperable en su puesto. Lo que vino mucho tiempo después es otra historia. El fanatismo empieza escuchando partidos por radio, suplicándole a mi viejo que me llevara a la cancha aunque sea una vez por mes, algo que poco cumplió. Me compraba el Gráfico y me pegaba el póster del equipo campeón de Angelito.

¿El primer partido que fuiste a la cancha?

El primer partido que fui a ver en el “Monumental” fue un River 2 Racing 2 en el ´79. Me llevaron unos tíos y sufrí mucho. Íbamos perdiendo dos a cero y la estaba pasando mal. Empatamos sobre el final, Inolvidable.

¿Tu ídolo?

En el balance es Ariel Ortega. Me agarró en mi etapa noventista de ir a ver al “Millo” a todos lados. El “Burrito” del River del ´96 de Ramón era de otro planeta. Salía para cualquier lado con la pelota. Y después lo quise siempre y lo banqué mucho más aún cuando algunas cuestiones personales salieron a la luz. Y al “Torito” Cavenaghi lo llevo en el alma. Vino en el peor momento a poner el hombro y con un presidente que no lo quería. Un genio.

¿Vas actualmente al Monumental?

Voy todo lo que puedo. Tengo un hijo varón pequeño, en un año vuelvo con todo con el chiquito ya más consciente de eso que estará pasando delante de sus ojos. Igual, en los grandes partidos siempre trato de estar.

¿Algún partido que recuerdes por algo en particular?

Recuerdo el River 3 Boca 2 que empezó dos a cero abajo con goles de Jorge Comas y la “Chancha” Rinaldi. Lo dimos vuelta con “Carucha” Corti, el Polilla Da Silva y el “Negro” Palma. Era el River de Timoteo Griguol. Y el partido termina con un penal para Boca que Comas, que era verdugo nuestro, erra frente a Nery Pumpido. Año ´87.

¿Sos de hacer apuestas o cargarte con tus compañeros de trabajo? ¿Alguno en particular?

Desde la primaria me buscan todos los de la contra cuando algún resultado viene mal. Eso me pasó en la primaria, secundaria, universidad y trabajos varios. Recuerdo a Mario Pergolini que cuando éramos vecinos de programas en la radio, venía a buscarme siempre para joderme. Me decía que era en la primera persona que pensaba cuando le hacía un gol a River. Algo hice bien para generar eso en alguien con quien nunca tuve tampoco tanta confianza. Soy hincha de River recalcitrante.

Un mensaje...

El mensaje es que somos hermosos. Que nuestra historia, nuestra camiseta, nuestro mandato es de sangre noble. Que somos y seremos la Casa Blanca del fútbol argentino. ¡Somos El Grandioso River Plate!