Reportaje a Fernando Cavenaghi

“El grito de Cavegol es uno de los mayores recuerdos que tendré en mi vida”

Un hincha recalcitrante que tuvo el orgullo de vestir profesionalmente la camiseta de sus amores. Pisó el Monumental cientos de veces, desde chico, pero no era habitué de ninguna tribuna. Su ubicación preferida estuvo siempre adentro del campo de juego, porque fue un formidable futbolista, un goleador de raza. Cavenaghi es un brillante jugador, dotado de grandes condiciones, uno de los máximos artilleros de todos los tiempos. Pero ante todo es un acérrimo fanático de River. En un deporte donde el negocio lo rige todo, casi que no existe el “amor por la camiseta”. Son pocos los casos en el fútbol argentino y mundial. El del Torito es uno de esos. Un hombre que ha sabido representar a la perfección la filosofía riverplatense. El Cavegol resume en todas sus aristas, el ADN River. Creció y se formó en la cantera, llegó a triunfar en primera, obteniendo logros y marcas refulgentes. De por sí, esa brillante carrera en el club le da el mote de personaje muy reconocido y valorado. Pero Fernando es mucho más que eso. La mayoría de los jugadores utilizan la cabeza para pensar y los pies para ejecutar. Él además de eso, cuando tenía el manto sagrado puesto, utilizaba el corazón, irradiando un amor incondicional. Por ese motivo no sólo quedará en la historia grande por sus rendimientos, sus títulos y sus goles. Quedará perpetuado en las páginas doradas por ser uno de los intérpretes que mejor ha sabido defender la camiseta. Cavenaghi será por siempre uno de los futbolistas más amados por la gente.

Por Damian Giovino
damiangiovino@mibelgrano.com.ar

¿Seguís a River?

Sí por supuesto, sigo mucho a River. Estoy muy al tanto de todo lo que pasa, bien informado y actualizado.

¿Estás en contacto con los integrantes del plantel?

Sí, me mantengo en pleno contacto con ellos. Hablo con muchos de los chicos y también con gente que trabaja en el club. Sigo el vínculo.

¿Lograste darte cuenta lo que significás en la historia de River? ¿O con el trajín de la profesión todavía no tomaste conciencia de todo lo que hiciste y representás en el club?

Realmente aprecio y valoro mucho el cariño de la gente. Para mí ser querido y reconocido en el club del cual soy hincha, y haber podido vivir todo lo que pasé, es genial. No sé si soy un ídolo, pero disfruto del amor que me tiene y me brinda la gente, de la cantidad de mensajes que continuamente me hacen llegar a través de las redes sociales y todas las vías posibles. Gracias a dios voy a quedar en la historia del club por ser uno de los máximos goleadores y por los títulos obtenidos, eso nunca se borrará.

¿Qué te gustaría decirle al hincha que tanto te quiere?

Para el hincha siempre tengo palabras de agradecimiento absoluto por el cariño que me brindan constantemente. El grito del ´Cavegol Cavegol´ es algo tan lindo que será uno de los mayores recuerdos que tendré en mi carrera y en mi vida.

Iban 31 minutos del segundo tiempo, River vencía dos a cero a Tigres de México y se coronaba campeón de la Copa Libertadores 2015. El cuarto árbitro levanta el cartel electrónico, allí figuraba el número 15. Era el de Leonardo Pisculichi que saltaba al campo de juego. Al lado aparece otro número, el nueve, y se viene abajo el estadio Monumental. Se retiraba Fernando Cavenaghi. Se despedía de River, ante su gente y tocando el cielo con las manos. Alcanzando la gloria, tan lejana cuando, en un emocionante acto de amor y fidelidad, regresó al club en el peor momento de la historia, para afrontar el Torneo Nacional. Más de 60mil almas, gritaron desde lo más profundo de su corazón: “¡EL CAVEGOL, EL CAVEGOL, EL CAVEGOL, EL CAVEGOL!” .
 

EL ÚLTIMO GOL DE CAVENAGHI EN RIVER