Homenaje a Ángel Labruna

Este 28 de septiembre se celebra un nuevo Día Internacional del Hincha de River, en homenaje a Ángel Labruna, quién está inmortalizado en bronce y con una imponente figura de seis metros y medio. Carlos Trillo, el que gestó la idea de hacer la estatua más grande que exista de un jugador de fútbol, gentilmente respondió nuestras preguntas:

¿Cómo surgió la idea?

La idea surgió cuando veíamos que presentaban distintas estatuas y dijimos como nuestro máximo ídolo, el prócer más grande que tiene River, no posee la suya. En ese momento estábamos abocados con el tema de “la bandera más larga del mundo”. Luego vino la realización de la película en el Luna Park. Le dije a mi grupo, “Honor Riverplatense”, cuando terminamos la película arrancamos con la estatua. Solo nunca nadie puede hacer nada, hay que tener un equipo, el cual me apoyó para ir tras otra locura. Arrancamos la idea sin saber nada concreto, ni dónde ni cómo hacerla. Comenzamos a investigar un poco a través de Internet, informarnos de quiénes eran los artistas más capacitados y ver si alguno de ellos quería tener la posibilidad de hacer la estatua. El otro tema era buscar la forma de solventarla. Así como para la bandera más larga del mundo, los hinchas donaron tela, acá había que generar la campaña para que donen bronce. Así fue que durante un año todos los riverplatenses se acercaban a dejar su colaboración.

¿Cómo empezó todo?

En julio del 2013 busqué en Internet “escultores en bronce” y le mandé mail a cinco de ellos. La única que no me contestó fue Mercedes. Justo ella estaba trabajando enfrente a donde yo tengo mi consultorio así que me acerqué y hablamos. Al principio le había encargado una estatua más chica, de dos metros y medio. Era tanto el bronce que estaban donando los hinchas que fui y le dije que daba para hacerla de un mayor tamaño. Un compañero averiguó cuál era la estatua en bronce de un jugador más grande del mundo y vimos que era del “Pibe” Valderrama en Santa Marta, Colombia y tenía seis metros de altura. No dudamos en que Angelito merecía tener la más grande del mundo. Mi primer plan era hacerlo en tres meses para presentarla el 19 de septiembre que se cumplían 30 años de su fallecimiento. Nos dimos cuenta que no se podía y Mecha me ofreció hacer un busto en mármol para entregar ese día.
Lamentablemente no se pudo ya que el presidente nefasto de turno (Daniel Passarella) no quiso. Comprometí a los 4 candidatos a presidente que el que ganase me permitiese presentar el busto y así fue. En febrero del 2014, a poco de haber asumido Rodolfo D´Onofrio, se llevó a cabo el acto en el cual estuvo Omar Labruna. Desde ese momento River no paró de ganar cosas.

Esto se pudo llevar a cabo por el compromiso y unión de los hinchas para colaborar…

Es que esto es de los hinchas. Acá no hubo empresas que pagaran la estatua, no hubo un club que se hiciese cargo, fue exclusivamente de todos los hinchas que donaron y colaboraron para que se pueda hacer. Al igual que la bandera, la hicimos entre miles de riverplatenses. Ese es el gran valor agregado que tiene.

¿Qué te impulsó a concretar este proyecto?

La respuesta es muy corta: es la pasión. La tengo desde muy chico. Veía a River desde Paraná, de donde yo soy, y me moría porque un jugador saliera del hotel donde paraban cuando iban a jugar con Colón o Unión, y que me mirase, me saludase de lejos. Luego tuve la oportunidad de operar a muchos de ellos, siempre ad honorem, nunca le cobré un honorario a Rver. Es pasión pura. Si no sentís esta pasión, es muy difícil de entenderlo. Esto te quita dinero, te quita tiempo, siempre tenés un detractor, gente que desconfía que lo podes hacer, que te tira para atrás. Pero hoy es una realidad que todos los hinchas disfrutamos.

Pero te hace trascender y quedar en la historia de River Plate…

Es un orgullo y estás haciendo que se me llenen los ojos de lágrimas. Uno a veces no se da cuenta lo que ha logrado. Es mucho tiempo y dedicación el que le he dedicado a cada cosa. Mercedes y su grupo de trabajo tenían encargadas una estatua de Juana Azurduy por pedido de Cristina Kirchner y una de Juan Domingo Perón encargada por Mauricio Macri para la ciudad. Los chicos tenían muchas presiones y yo estuve a la par de ellos para poder realizar la de Angelito. Pero repito que esto es de todos los hinchas. Pudimos hacer el homenaje a los campeones del ´86 en el “Café Los Angelitos”. Fue durante el peor momento de la historia de River en 2012. Hicimos la bandera más larga del mundo con casi ocho kilómetros de largo. Hicimos la película “Esos Colores que llevás”, llenando el Luna Park y haciendo que sea la película que más espectadores llevó en una misma sala y en un mismo día, en toda la historia del cine argentino. Ahora logramos que River tenga la estatua de un jugador de fútbol más grande del mundo.

Si ganaba Caselli las pasadas elecciones ibas a tener un cargo importante. No se dio pero seguís muy cerca del club…

Mirá, yo me vine a vivir a Bs As en el año ´92 y me hice socio a los 15 días. Desde ese momento no paré de caminar por el anillo, por los pasillos del club. Políticamente he estado con diversas personas, nunca me influyó tener un cargo. Yo trabajo por River. Fui presidente del departamento médico sin ser directivo. Me moviliza la pasión. Que esté uno u otro no cambia que yo siga estando aportando mi granito de arena.

¿En qué nueva “locura” estás pensando?

Labruna es el máximo ídolo y emblema de la historia de River pero a nivel personal y por una cuestión de edad, mi ídolo es el Beto Alonso. Es contemporáneo a mí y somos amigos. Al Beto le quiero hacer algo. Mínimamente le vamos a hacer un busto, prontamente, porque se lo recontra merece. Es una deuda personal que tengo y voy a encarar ese proyecto.