River superó a Platense en la Copa Argentina

Sin jugar bien, River le ganó 2 a 0 a Platense, y clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina.

River 2 – Platense 0

River formó con: Germán Lux; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Leonardo Ponzio (C), Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz, Cristian Ferreira; Rafael Borré y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Suplentes: Enrique Bologna, Lucas Martínez Quarta, Bruno Zuculini,

Cambios:
 Fernández por Ferreira, Scocco por Pratto, Mayada por De La Cruz.

Amonestados: Casco.

Árbitro: Ariel Penel.

Goles: Pratto, Scocco.

De ALMOHADA BLANCA (el mejor) y de DE ALMOHADA NEGRA (el peor)

Por Daniel Scarfo‎

Con un 4-2-2-2, con  Ponzio y Enzo Pérez en la salida y  De La Cruz y Cristian Ferreira en la elaboración, River tuvo la pelota, pero le faltó juego. Y la intención de utilizar el ancho del campo y lastimar con los laterales a partir del juego interno de De la Cruz y Ferreira, se deshizo en el medio del orden que imponía Platense.

Platense, en el arranque presionó en tres cuartos. Y cuando recuperó la pelota, aprovechó las bandas, sobre todo, a espaldas de Ferreira y de frente a Casco. Resultó demasiado flojito De La Cruz, perdió todas las divididas, el Millo había estado demasiado impreciso y sólo tuvo una posibilidad, cuando quedaban cinco minutos para el final de la primera etapa. Una pelota larga que encontró a Rafael Santos Borré perfilado para rematar cruzado y el arquero De Olivera lo tapó muy bien.

En el segundo tiempo, el ingreso de Nacho Fernández cambió el juego del Millo, encontrando espacios y movilidad adelantando sus líneas. Gonzalo Montiel estuvo más activo y metió una pelota barbara en el área para Santos Borré, lo bajó Emanuel Bocchino y el arbitro cobró penal. Pratto mostró ese carácter del que se jactó durante toda la semana y le rompió el arco a De Olivera.

A partir del gol, se terminaría el partido para Platense, que se había dedicado a controlar el medio y apostar a algún descuido de la defensa de River. El penal de Nahuel Iribarren, una mano cuando quiso cruzar a Scocco, acabó con las esperanzas del calamar. Nacho Scocco, el goleador, no falló desde los once metros. Y River ganó. Otra vez.

DE ALMOHADA BLANCA

Entraste y entendiste lo que es tratar bien la pelota, jugando y haciendo jugar, pelota al pie, cabeza levantada buscando siempre a un compañero…jugaste un excelente partido, por eso la ALMOHADA BLANCA es para vos NACHO FERNANDEZ!!!!!!

DE ALMOHADA NEGRA

Blandito, muy blandito, en cada pelota que intentabas crear una jugada, siempre te faltaba cinco para el peso como dice el hincha, pésimo partido, por eso la ALMOHADA NEGRA es para vos, DE LA CRUZ!!!!!

Sic sic…por lo menos así lo creo yo!!!!! Hasta la próxima.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *