El Monumental de Belgrano

Hay dichos que son tan antiguos, como pretérita es la aparición del hombre sobre la tierra, pero más cercana a nuestra humanidad es aquel dicho que reza: “dar al César lo que realmente pertenece al César”. Pero hay veces que dicho consejo no puede aplicase, porque el modismo empleado, se hizo tan común, que resulta dificultoso poder rectificarlo. Un ejemplo de ello es escuchar, más que a menudo, referirse al estadio del Club River Plate; como el “Monumental de Núñez”, cuando en realidad, el mismo está ubicado dentro de los límites administrativos del Barrio de Belgrano, ya que el límite fonterizo es la Av. Udaondo.

En su “curriculum”, los millonarios de la banda roja, registran su nacimiento el día 25 de mayo de 1901, nada menos ni nada más, que en el Barrio de la Boca, con la fusión de dos clubes barriales: Santa Rosa y La Rosales, y su primer campo de deportes se ubicó detrás de las carboneras del Wilson, al Este de la Dársena Sud del Puerto. Con la primer presidencia Leopoldo Bard, hizo su debut futbolístico oficial, en 1914, jugando con el Club Maldonado en su canchita sita entre las calles Gaboto, Pinzón, A. del Valle y P. de Mendoza. En 1923 se fue acercando a nuestro Belgrano, y lo vimos en Av. Alvear (hoy Del Libertador) entre Tagle y Austria. Por haber “gastado”, en 1932, unos $12.000 por los pases de Carlos Peucelle y 35.000, en el de Bernabé Ferreyra, se comenzó a llamarlos “millonarios”. Con la presidencia de Antonio V. Liberti, comienza a construirse el “Monumental de Belgrano” en 1938 con una capacidad para casi 80.000 espectadores. Se levantó sobre aquellas tierras cenagosas ganadas al Río, que pertenecían a la estancia del escocés Daniel White, que en el año 1867 instaló allí el Hipódromo Argentino de Palermo; para ese estadio, River compró unas 5 hectáreas y la Municipalidad le cedió otras 3,5; que suman las ocho hectáreas y media con las que cuenta actualmente ese espacio deportivo. River Plate está ubicado en el Barrio de Belgrano y no en el de Núñez.

Dr. Vicente Paterno

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *