Nueva agrupación política: River mi Obsesión

En un mundo River que respira tranquilidad a nivel institucional y deportivo, la principal novedad en las últimas semanas fue el lanzamiento de una nueva agrupación política: River mi Obsesión, conformada mayoritariamente por jóvenes que vienen transitando el club desde hace tiempo. “Estuvimos en las buenas y en las malas”, confiesan sus integrantes, que marcan como punto de inflexión en River lo que fue el “fatídico” descenso futbolero del año 2011. Dialogamos con Sebastián Furlong y Tiago Fonseca, integrantes de River mi Obsesión.

¿Conocen las quejas de los vecinos de Barrio Parque, mal llamado Barrio River, por todo lo que tienen que padecer los días de partido?

Desde River mi Obsesión creemos profundamente en un club integrado al barrio que lo rodea. River es una institución deportiva que genera muchas pasiones, pero cada partido de fútbol no puede generar un perjuicio y una molestia para aquellos que residen en la zona. River tiene que poder ordenar, con ayuda del Gobierno de la Ciudad, todo ese caos que se provoca habitualmente en la previa de los partidos. Entendemos como necesaria la regulación del espacio público para mediar en el “conflicto” provocado entre vecinos e hinchas: una opción posible para resolver este problema es la puesta en práctica de “paradores de los hinchas” que organicen en forma más prolija el territorio y eviten todo tipo de disturbios, acumulación de basura y ruidos molestos en las inmediaciones de las zonas más residenciales del barrio. Este problema tiene que resolverse en el corto y mediano plazo, ya que además resultaría en una vinculación y un compromiso mayor del vecindario con el club.

¿Están de acuerdo con que la mayoría de las actividades en el club, sean aranceladas?

Hoy en día River cuenta con actividades deportivas aranceladas y otras no, entre las que se cuentan yoga, aqua gym y stretching. Lo cierto es que estamos en un contexto económico complicado, en el que cada vez más familias riverplatenses tienen dificultades para solventar la cuota y la actividad deportiva de sus hijos. Por eso nos parece fundamental en este momento cuidar los bolsillos flacos, evitando todo aumento injustificado que pueda dañar aún más las economías familiares y poner en riesgo el acceso y la permanencia en el club. Todo eso debe resolverse no a espaldas de los socios, sino convocando a instancias masivas de participación.

¿Les parece bien “Tu Lugar en el Monumental”? ¿Qué opinan de aquellos hinchas que no tienen posibilidad de ir a la cancha?

Tanto River como Boca padecen el mismo problema del número alto de socios y la limitada capacidad de sus estadios. En el caso de River, el club tiene mayor cantidad de asociados en condiciones de asistir a las tribunas destinadas tradicionalmente a uso gratuito, que capacidad en las mismas. En ese marco nació “Tu Lugar en el Monumental”, que busca garantizar un servicio a aquellos socios que no posean abonos para ingresar a las tribunas pagas. Estamos convencidos de que este programa resultó un avance para actualizar el antiguo método de canje, pero tampoco queremos perder de vista que en la actualidad muchos socios que quieren asistir a los partidos de fútbol han quedado en lista de espera. Por esta razón, creemos necesario que se resuelvan algunas inequidades generadas por el sistema: todo socio que pague la cuota del club debe poder acceder a la reserva de ubicaciones, tal como establece el Estatuto en su artículo 25 inciso E-, poniendo sus derechos por encima del de los integrantes de la comunidad Somos River, por ejemplo.

¿Cómo piensan que se puede hacer para resolver el problema de la violencia en el fútbol?

El tema de la violencia en el fútbol es algo que nos moviliza mucho, porque, a diferencia de otros, no la concebimos como un fenómeno aislado: es una problemática que tiene raíces ancladas a nivel social y que se manifiesta en forma exacerbada en este deporte que es pasión de multitudes. Entendemos por violencia, además de los incidentes que pueda generar un grupo de barrabravas, el avance de expresiones discriminatorias, racistas e incluso machistas, en un contexto en que sectores cada vez más mayoritarios de la sociedad venimos diciendo Ni Una Menos. En este sentido, la AFA y las dirigencias de todos los clubes del fútbol argentino tienen un alto grado de responsabilidad: en su rol de instituciones sociales, deben lanzar, a través de los medios de comunicación, campañas de circulación masiva para concientizar y alertar sobre el significado de este tipo de expresiones que sólo producen fragmentación y violencia. Este es apenas un primer paso, pero necesario al fin. También hay que aprender de experiencias previas como lo ocurrido en la Liga Española, donde se han tomado medidas más contundentes, tales como cierre parcial de estadios y quita de puntos, para castigar los actos violentos.

¿Cómo ven a River en el plano futbolístico?

Si hay algo que destacamos mucho de la actual gestión dirigencial, es que en materia futbolera River volvió a ser River. 7 títulos nacionales e internacionales en casi cuatro años no es poca cosa. Logramos la Copa Libertadores, nuestra mayor obsesión, y volvimos a jugar en Japón. En cuanto a la actualidad, al equipo del Muñeco lo vemos muy bien y motivado para lograr los objetivos de este semestre. Nos dolió la salida de Alario por las formas, pero con la llegada de Scocco se logró suplir rápidamente su ausencia con goles, personalidad e incluso una cuota de mayor experiencia. Hoy tenemos un plantel con figuras de renombre y muchos pibes del club que han debutado a lo largo de estos últimos años, lo cual nos habla a las claras del buen trabajo en inferiores que está encarando la institución como premisa.

¿Cómo ven el funcionamiento del club en cuánto al aspecto social? ¿Y las instalaciones?

Vivimos épocas en que se quiere instalar en la agenda pública el tema de la conversión de los clubes de fútbol en sociedades anónimas. Lo dijo el propio presidente de la Nación. Frente a estos intentos de privatización, hay que oponerse resaltando el valor social e institucional de esa palabra tan linda llamada Club. Afortunadamente la actual dirigencia está comprometida en ese camino: lo viene haciendo a través del Departamento Social y los distintos programas de la Fundación River. Así como creemos que hay que profundizar los lazos con la comunidad poniendo un fuerte eje en las situaciones de pobreza y vulnerabilidad que se acrecientan, con el deporte como principal herramienta de inclusión social, también seguiremos apoyando la refacción y modernización de las instalaciones del club para así convertirlo, como dice nuestro lema, en “el más grande en todo”.

Para más información de la agrupación, visitar en Facebook: River mi Obsesión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *